• Videos y Multimedia
  • Video Publicado el 11 de noviembre , 2020

    [VIDEO] SE COMIENZA A CIMENTAR UN NUEVO ESPACIO PÚBLICO PARA SAN VICENTE DE TAGUA TAGUA

    A mediados del mes de julio se dio inicio a los trabajos de rebaje y tala de los eucaliptus añosos ubicados en el Parque Municipal. Dichas obras estaban correctamente fundadas en informes forestales, los cuales daban cuenta del riesgo de caída de estos árboles debido a su notable deterioro, lo que representaba una alta peligrosidad para los vecinos/as y la comunidad en general que circula por el sector diariamente.

    Así lo confirman el alcalde, Jaime González Ramírez y el director de Secpla, Joel Reveco Ortiz, quienes señalan que fue una decisión difícil y dolorosa por el significado que tenían estos eucaliptus para el recinto y para la comunidad, pero que era una necesidad de hace varios años por lo que se debió priorizar la vida y la seguridad de los sanvicentanos/as.

    Leonor Correa, vecina del Parque Municipal, también lo reafirma en su testimonio, manifestando que “la amenaza fue creciendo, llegando al punto de ser insostenible. El riesgo de caída (de alguna rama o árbol) era inminente. En época de invierno o temporales era crítico, costaba dormir”.

    De hecho, en un sistema frontal del año 2018, uno de estos ejemplares se desprendió cayendo sobre los camarines del Estadio Municipal en donde, afortunadamente, solo hubo que lamentar pérdidas materiales. En ese sentido, Reveco Ortiz, agrega que desde 1998 que estos árboles presentaban un coleóptero denominado “taladrador de eucaliptus” y que con el paso de los años se fueron sumando otros parásitos que los enfermaron provocándoles un severo daño fitosanitario.

    En cuanto a los trabajos de tala, el profesional de la Secretaría Comunal de Planificación, sostiene que fue un proceso complejo que se extendió más de lo esperado, debido a que, en algunos casos, los ejemplares superaban los 60 metros de altura y no había mucho espacio para maniobrar, por lo que no fue posible manejarlos con camiones pluma o con algún tipo de grúa. Por esta razón, se utilizó maquinaria tipo retroexcavadora e instrumentos manuales tipo palanca. Además, los trabajadores que realizaron esta labor estaban correctamente equipados para escalar y sujetar las piolas a la altura necesaria para el volteo.

    Luego de finalizada la etapa de tala y destronque, la semana pasada se procedió a reponer el lugar con cuatro pataguas, un belloto del norte, dos peumos y tres quillayes, árboles nativos que a diferencia de los eucaliptus son de lento y moderado crecimiento, larga vida y bajo consumo de agua. Estas especies fueron plantadas con la debida distancia y en un número acorde a lo que puede albergar el espacio para que cuando logren su pleno crecimiento no se entorpezcan entre ellos ni el lugar.

    Finalmente y según lo señalado por el director de Secpla, se espera que en las siguientes etapas de este proyecto se limpie completamente el recinto y se provea de áreas verdes, luminarias y cámaras de seguridad, de modo de entregar a la comunidad un espacio público totalmente remozado, renovado y seguro.