• Galería de Fotos
  • Galería Publicada el 13 de noviembre , 2020

    Dr. Ricardo Cuello Prudant | NOMBRE DEL SAR RECUERDA A QUERIDO MÉDICO SANVICENTANO

    En unos pocos días, el SAR (Servicio de Atención Primaria de Urgencia de Alta Resolutividad) de San Vicente comenzará su funcionamiento, entregando a la comunidad una nueva alternativa, mejores respuestas y atención con mayor resolutividad en salud.Como respuesta a la solicitud de varias organizaciones comunitarias, el Concejo Municipal aprobó el pasado 23 de julio, que este establecimiento lleve el nombre de un recordado y querido médico sanvicentano, el Dr. Ricardo Cuello Prudant, ginecólogo obstetra, que trabajó por más de 30 años en la maternidad del hospital local.

    La petición fue presentada al alcalde Jaime González y concejales en noviembre del año pasado por el Club del Adulto Mayor Emilia Aillach y miembros del Consejo de Salud del Hospital de San Vicente, el gremio de Funcionarios del Hospital de San Vicente FENATS, la Unión Comunal de Clubes de Adulto Mayor (UCAM), la Agrupación de Discapacitados Juan Carlos Saldías y el Club de Adulto Mayor Emilia Aillach Orellana.El Dr.

    Cuello se tituló de médico cirujano de la Universidad de Chile en 1967. Finalizada la especialidad en ginecología y obstetricia, decide radicarse en San Vicente, su ciudad natal, donde crea un programa de atención integral de la mujer, siendo pionero en la región y transformando al hospital de San Vicente en único en su clase en contar con un especialista de su nivel para la época. Por medio de su labor, fue parte del nacimiento de tres generaciones de sanvicentanos y sanvicentanas.Además, “contribuyó a la formación profesional de numerosos estudiantes de medicina, médicos, matronas y enfermeras, muchos de los cuales reconocen en él a un guía vocacional y referente profesional, con ética y compromiso social”, se indica en el Decreto Alcaldicio N° 41161, con fecha 30 de julio de 2020.

    Recibió el reconocimiento de sus pares, algunos en vida y otros póstumos: entre ellos, ser reconocido por sus 50 años de médico por el colegio de la orden y ser nombrado como uno de los 10 ginecólogos obstetras ejemplo país, en 2015.

    Fallece el 4 de agosto de 2017, a los 75 años, dejando el recuerdo de ser “un hombre bueno. Estamos seguros, su nombre no puede reflejar mejor el sentido y fin último que el SAR debe cumplir, en pos de la salud de los miembros de esta comunidad”, señala el decreto.